Pensar en La Mancha es traer a la memoria la imagen bucólica de grandes llanuras con enormes extensiones de viñedos, recordar el aroma delicioso del queso manchego o visualizar la postal más que literaria de los molinos de viento vigilantes sobre algún cerro entre sus extensas planicies.

Reportaje completo publicado en la Revista Chic.