A unos 20 minutos en tren desde Bruselas, (todo está cerca en la región flamenca de Bélgica), se ubica la bella e histórica ciudad de Malinas. En la actualidad una urbe más provincial, pero que tuvo una gran importancia durante el periodo de los llamados Países Bajos Borgoñones que no eran poca cosa: incluían los territorios de los actuales Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, el Norte de Francia y una pequeña parte de Alemania. Durante el periodo de Margarita de Austria se convirtió en capital de dicho territorio y en ella se instalaron algunos de los nobles del poderoso Ducado de Borgoña…

El reportaje completo publicado en la Revista Chic.