Portugal es un país en el que cualquier viajero disfrutará con sus cinco sentidos, aunque será al máximo con el de la vista y el gusto. Muchos son los motivos para recorrer el país o sus ciudades. Por su atractivo cultural, gastronómico y playero, además de un clima agradable y soleado. Nuestros vecinos ofrecen un popurrí de historia centenaria y mucho colorido en una nación hermanada con España, cuya amable gente siempre recibe a los visitantes con los brazos abiertos. La ardua y a la par atractiva tarea de recorrer este maravilloso territorio en toda su complejidad y plasmarlo en un reportaje es una de mis tareas pendientes antes de morir. Para abrir boca en esta ocasión, me centraré en la zona de Lisboa y alrededores: Cascais, Sintra y Estoril, aunque desde la perspectiva de un viaje para la familia y los niños, con todo lo que eso conlleva.

Lisboa, esa urbe cosmopolita con una luz especial, situada a la orilla de la desembocadura del Tajo, amalgama centenaria de la historia pasada de Europa y del nuevo mundo, es un lugar donde al cruzar cada esquina de sus empinadas calles una postal queda plasmada en la retina. Sus avenidas, barrios y plazas son un buen recuerdo con el que llenar con detalle la postal de una visita a la capital portuguesa.

Si algo caracteriza a Lisboa son sus cuestas y su variedad de barrios dentro de la misma ciudad. Pasear en familia por sus adoquinadas aceras es un placer para los ojos y al mismo tiempo puede llegar a a ser un verdadero entrenamiento de fitness. Tareas tan cotidianas como empujar un carrito o llevar una mochila para el bebé e intentar llegar a Barrio Alto, al Castillo de San Jorge o a la majestuosa catedral puede convertirse en una hazaña hercúlea. Para evitarlo, el tranvía es la solución. Por un módico precio, este medio de transporte gustará a tanto a los más pequeños como a los mayores, sobre todo si recorriendo la ruta del más emblemático: el tranvía 28.

(Reportaje publicado en Libertad Digital)

 

Seguir leyendo…

 

Sintra. ©David Alonso Rincón.

Sintra. ©David Alonso Rincón.

Sintra. ©David Alonso Rincón.

Sintra. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Lisboa. ©David Alonso Rincón.

Cascais. ©David Alonso Rincón.

Cascais. ©David Alonso Rincón.